Si hay un elemento que se ha convertido en un imprescindible dentro del marketing de contenidos, ese es el vídeo. Y es que no hay un formato más directo y más eficaz para hacer calar nuestro mensaje y satisfacer las necesidades de nuestros consumidores. Además, de obtener resultados fácilmente medibles para las campañas llevadas a cabo.

Por eso, no es extraño que el 40% de las marcas que ya incluyen los vídeos corporativos en su plan de marketing tengan previsto aumentar su presupuesto este año, conscientes del poder de esta herramienta visual. De hecho, con un 73%, el vídeo online es actualmente el contenido al que más dinero se destina. Pero además, el presupuesto destinado al marketing de contenidos también se verá incrementado por parte de los comerciantes, alcanzando el 33% del presupuesto total.

El video como estrategia de marketing de contenidos

El SEO: el cimiento del marketing de contenidos
El posicionamiento SEO constituye la base sobre la que se asienta cualquier actividad en Internet, enfocado a aumentar el tráfico de la web. Por eso, todos los contenidos que publiquemos deberían estar optimizados para mejorar nuestra visibilidad en los resultados de búsqueda. En este sentido, debes saber que los vídeos bien optimizados por palabras clave, suelen posicionar incluso mejor que los artículos de un blog. Las posibilidades de que aparezcan vídeos en la primera página de resultados de Google es 53 veces mayor que si la página solamente tiene texto.

Tipos de vídeos corporativos

Hay muchos tipos de contenido que pueden encajar muy bien en un vídeo corporativo:

  • Vídeos explicativos.
  • Vídeos de entrevistas con expertos en el sector.
  • Vídeos mostrando el interior de la empresa.
  • Vídeos animados para mostrar las ventajas de nuestros productos o servicios.

Lo importante es que el contenido que ofrezcamos sea de valor para nuestro público objetivo. Evita hablar solamente de tu empresa y utiliza los vídeos corporativos de tu negocio para dar respuesta a las preguntas más habituales que suelen hacerse tus clientes o para dar información sobre aquellas que deberían hacerse pero que no tienen suficientes conocimientos para hacerlas. De hecho, los vídeos personalizados con la marca de una empresa llaman la atención de los consumidores de forma similar a como lo hacen los anuncios. Por eso, las empresas deberían utilizar el vídeo corporativo en todas las fases del ciclo comercial y ampliar sus contenidos en vídeo a todo el ecosistema de la marca.

Canales de distribución para vídeos corporativos
Las redes sociales son una herramienta de difusión muy potente para nuestros vídeos corporativos. Y es que los usuarios comparten aquello que les gusta, con lo que se sienten identificados. El vídeo tiene en las redes sociales un valor especial: la viralidad. Lo que permite llegar a una gran cantidad de usuarios en muy poco tiempo.

No obstante, siempre es recomendable decantarse por una estrategia de difusión combinada. Esto quiere decir que no podemos limitarnos a un único canal, sino publicar a través de diferentes plataformas que permitan una sincronización con YouTube, actualmente el segundo motor de búsquedas más usado en todo el mundo. Por eso, hoy en día resulta impensable no estar en esta plataforma. Eso sí, siempre con una estrategia de contenidos bien planificada, sabiendo qué es lo que realmente aporta a nuestra marca y por qué estamos añadiendo valor.

Por último, cabe destacar que los vídeos corporativos también son una excelente opción para las campañas de email marketing. Incluir vídeos en nuestros mensajes de correo electrónico, contribuye a aumentar el número de visitas a la web. Un 50% frente al 18% de aquellos emails que no incluyen vídeo.

Share this:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*